LOZANO Y URBINA/ LOS DESCARTADOS

“EN CONCRETO” Por Baldemar Herrera Astorga

08 de febrero 2018.- Todos los días México expresa su incredulidad y hasta su desprecio por los emisarios del quehacer político. ¿Cómo no darse cuenta de ese hartazgo si tan sólo al hacer un breve asomo al mundo de la información en internet los reclamos truenan por doquier?

Y no se trata solamente de la animadversión contra partidos políticos, pues en esta olla de presión se cocinan también jueces y magistrados, legisladores, funcionarios gubernamentales y hasta de organismos otrora diáfanos, como los de la Comisión de derechos humanos; prácticamente nadie se escapa.

Es curioso ver dos rostros de una misma moneda, pues mientras aquellos servidores públicos que emanan de jornadas electorales se muestran cordiales y hasta simpáticos, aquellos que llegan gracias a nombramientos ajenos al pueblo se manejan tácitos y hasta déspotas, llámese jueces, inspectores, comandantes, etc. No hay mucha diferencia entre ellos, la única existente estriba en cómo perciben su propia situación.

Este fin de semana el Juez decimosegundo de distrito en procesos penales federales GUILLERMO URBINA TANUS desestimó la denuncia que la PGR formuló en contra de GUILLERMO PADRES por lavado de dinero y defraudación fiscal. Fueron cerca de 9 millones de dólares que el empresario MARIO AGUIRRE IBARRA habría pagado como soborno a cambio de los contratos del gobierno del estado para producir uniformes escolares. Las acusaciones de la PGR no estuvieron bien sustentadas, determinó el juez y listo, libre el tocayo.

Detalles diversos se conocen del asunto, todo desprendido de la referida denuncia. La cantidad fue de 8 millones 830 mil dólares, transferidos a diversas cuentas, entre estas la de la minera SWF, propiedad de Padrés y su familia. La empresa habría cambiado el monto de dólares a pesos para posteriormente usarlo en asuntos de la misma compañía. En fin, estos y más detalles fueron desestimados por un “servidor público” que esperó más de 1 año para decir que no había pruebas suficientes. Pero la indignación general no será algo que le preocupe al juez Urbina Tanús; recordemos lo inicialmente expuesto en este espacio, aquello del déspota que llega por una vía distinta a la opinión ciudadana. De hecho, si usted utiliza google y teclea el nombre de Guillermo Urbina Tanús, aparece un torrente de fotos, pero no del juez sino de otro personaje. Así, con este conveniente anonimato el señor juez puede llegar a su Oxxo de confianza a donde lo puede llevar su chofer; nadie sabrá quién es, a menos que en ese mismo lugar esté haciendo una recarga ANTONIO LOZANO GRACIA, quien sin duda sí lo conoce. Y luego por qué la gente reacciona como ya sabemos cuando vienen a decir que México ya cambió.

Este domingo se estará cerrando la etapa de precampañas en Sonora. Los aspirantes, todos, muy entusiasmados, mientras que otros, ya sin esperanza, han suspendido su antes apretada agenda y publicaciones sobre la misma.

En Cajeme fueron varias las sorpresas. El secretario del ayuntamiento, ARMANDO ALCALA, fue promovido por FAUSTINO FELIX CHAVEZ con ahínco, pero esa influencia no alcanzó. Un hecho que encuentra su origen en 2015, desde aquellos días de la tristemente célebre llamada con EPIFANIO “Pano” SALIDO: “Se los advertí, síganse metiendo en Cajeme cabrones”. El tema nunca se olvidó.

ANDRES RICO PEREZ, dirigente del PRI, desde hace tres años fue invitado a esperar este 2018 para ir al Congreso; el tiempo pasó y nada, a seguir esperando. Su rostro en el registro de los precandidatos era una carta abierta.

RAUL AYALA GONZALEZ, hijo del ex alcalde, tampoco alcanzó nominación, aunque bueno, siempre está la lista de 12 regidores en la planilla y, en un extremo dado, existen múltiples dependencias dónde participar, si se gana.

Sí, son días como los que representa el símbolo del teatro, lágrimas y risas; todo normal.

Saludos!

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *